Blueberry Ripple Cheesecake with strawberry compote para nuestras mamás.

Blueberry Ripple Cheesecake with strawberry compote

El domingo pasado fue el día de la madre y, aunque soy de la opinión que el amor y agradecimiento a una madre hay que demostrarlo a diario, este día nos da la oportunidad de que tengamos un detalle y las digamos lo muchísimo que las agradecemos que siempre estén ahí.

Como cada vez le doy más valor a lo hecho por uno mismo, este año al igual que el pasado me decidí por felicitarlas con cositas hechas con mimo e ilusión, por personas que cuidan los detalles y que en cada creación ponen un poquito de sí mismas. Lo artesano, lo creativo, lo handmade. Y así fue como me hice con este fino y elegante foulard en una tiendecita de mi barrio y con esta cestita de jabones artesanales, preparada con mimo por Marian, de Los Jabones de Morfeo, que acompañarían a mi propio producto handmade, esta Blueberry Ripple Cheescake with strawberry compote. Para completar y darle mi característico toque ñoño, una tarjeta muy scrapbooking con unas palabras que salían del corazón y ¡¡voila!! Regalo listo…

Lote de detallitos que formaban parte de nuestro "set de regalo"

Lote de detallitos que formaban parte de nuestro “set de regalo”

Antes de ir con la receta de la tarta, quiero hablaros de Marian y sus jabones. Los cupcakes jabonosos que veis en la foto son los culpables de que descubriera a Marian, cuando los vi en facebook y me parecieron tan ideales que tenía que compartirlos, después fui a su blog, vi el resto de sus productos, me enamoré perdidamente del jabón “Alter Ego”… ¡¡es fucsia!! (si, lo sé, tengo un problema adictivo con este color) y la escribí.

Mi autoregalo pues como veis ¡¡no pude resistirme!!

Mi autoregalo pues como veis ¡¡no pude resistirme!!

El jabón (que ya he probado) es ¡¡espectacular!!. Más allá de su delicado aspecto que queda monísimo en mi baño (también rosa y juro que este no le elegí yo xd), tiene un aroma súper especial, una textura fina y ¡¡hace mucha espuma!!. Pero, lo mejor de todo es lo suave e hidratada que te deja la piel, supongo que gracias a la cantidad de aceites que lo componen (de oliva, coco, palma.. entre otros). Pero esto no es todo lo que podéis encontrar en su blog, si entráis veréis que tiene una gran variedad de jabones, cosmética natural, sales, detalles para regalar, cestitas personalizadas… y todos son productos elaborados artesanalmente por Marian, que es una chica encantadora, con la que conecté y me quedé con ganas de tomar un café (te lo debo nena xd).

Recordar, Los Jabones de Morfeo… ¡¡no dejéis de visitarla!!.

Y ahora sí, vamos con la receta de la tarta que, después de la sensación que causó en las redes sociales, estaréis deseando que deje de soltar mi rollo y os cuente como hacerla…

BLUEBERRY RIPPLE CHEESECAKE WITH STRAWBERRY COMPOTE (TARTA DE QUESO CON ARÁNDANOS Y COMPOTA DE FRESAS)

Desde que me regalaron el libro “Step-by-step Baking” hace dos navidades, he querido hacer esta tarta y, por fin, ¡¡conseguí encontrar el momento!! Así que aquí está mi adaptación.

En la receta original, la compota es de arándanos pero, como no había todavía en mi frutería y no daba tiempo a que me los trajeran, decidí cambiarla por fresas y fue todo un acierto. Le da cierto dulzor que, seguramente, no tenga con el arándano. Aún así, en un mes que ya estaremos en temporada de esta baya probaré a hacerla según la original y os cuento. También sustituí el zumo de limón de la compota por vinagre, porque tampoco tenía limón… vamos, que la compota me la inventé prácticamente xd xd.

INGREDIENTES (para un molde de 23 cm):

Para la tarta:

– 50 gr. de mantequilla sin sal

– 125 gr. de galletas María o similares

– 150 gr. de arándanos (para preparar una mermelada) o 1/2 bote de mermelada de arándanos

– 150 gr. azúcar normal + 3 cucharadas más para la mermelada si la preparas tú.

– 400 gr.  queso crema

– 300 gr. mascarpone

– 2 huevos grandes y una yema o 3 huevos grandes

– 1/2 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)

– 3 cucharadas de harina de trigo.

Para la compota:

– 100 gr. de fresas

– 2 cucharadas de azúcar

– 2 cucharadas de vinagre de vino

Una tarta exquisita y muy sencilla y rápida de hacer

Una tarta exquisita y muy sencilla y rápida de hacer

PREPARACIÓN:

Pesamos y preparamos todos los ingredientes de la tarta. Precalentamos el horno a 180 ºC, calor arriba y abajo, y engrasamos con mantequilla la base y las paredes del molde.

Ponemos las galletas en una bolsa de plástico y aplastamos con un rodillo hasta que se conviertan en finas migas, casi polvillo. También podeis hacerlo como yo en la thermomix.

Fundimos la mantequilla en un cazo a fuego bajo, sin dejar que cueza. Añadimos las migas de galleta y revolvemos hasta que se recubran de mantequilla y entonces, retiramos el cazo del fuego. Presionamos las migas en la base del molde, cubriéndola toda, y aplastándolas con la parte trasera de una cuchara.

Si preparas la mermelada de arándanos casera:

Ponemos los arándanos y las 3 cucharadas de azúcar en una trituradora o batidora (sirve cualquier batidora normal, thermomix, etc) y trituramos hasta que esté líquido. Pasamos la mezcla a un cazo a través de un colador y llevamos a ebullición, cocinándolo a fuego lento durante 3-5 minutos o hasta que espese y tenga aspecto de mermelada.

Si compramos la mermelada ya preparada:

Yo lo que hice es que puse la mitad del bote de mermelada en un cazo y la mezclé con un par de cucharaditas de agua. Lo llevé a ebullición y cuando estaba más o menos con la textura para poder removerla, retiré del fuego.

Blueberry Ripple Cheesecake with strawberry compote

En cualquiera de los casos, una vez obtenido el resultado, retiramos del fuego y reservamos.

Pasamos ahora a preparar el relleno de la tarta. Ponemos en el vaso de la batidora, procesador, kitchen aid, thermomix o con lo que trabajemos el azúcar, los dos quesos, los huevos, el extracto de vainilla y la harina y mezclamos todo hasta que esté cremoso y bien mezclado. Yo lo hice con la thermomix a velocidad 3, sin temperatura y sin tiempo, observando hasta que estuvo ok.

Echamos la mezcla sobre la base de galletas y alisamos la superficie con una paleta de silicona.

Y ahora viene la parte más divertida: echamos la mermelada de arándanos sobre la mezcla y dibujamos remolinos con la mermelada pasando un pincho de metal por encima (no caí en hacer una foto de este paso pero prometo hacerla la próxima vez y actualizar el post).

En el nombre de la tarta la palabra "ondulado" hace referencia al díbujo que se crea en la superficie con los arándanos (prometo hacer fotos del proceso la próxima vez y editar el post)

En el nombre de la tarta la palabra “ondulado” hace referencia al díbujo que se crea en la superficie con los arándanos (prometo hacer fotos del proceso la próxima vez y editar el post)

Horneamos durante 40 minutos o hasta que esté firme pero un poco tambaleante, a altura media-baja. A la hora de hornear, la receta original dice que metamos el molde en una bandeja onda, la llenemos de agua hirviendo hasta la mitad y cubramos los laterales de nuestro molde con papel albal para evitar que se resquebraje por arriba. Como hice dos tartas, probé a hacerlo de esta manera en una y, siguiendo los pasos pero sin añadir agua en la otra y, he de decir que me quedo con la segunda forma. En ambos casos la tarta salió sin resquebrajarse pero, la  que hornee con agua se quedó mucho más “endeble” en la base y, a la hora de desmoldar y pasar a un plato, tuve que tener mucho cuidado para que no se me partiera.

Pasados los 4o minutos, según la receta debemos apagar el horno, abrir la puerta para que pierda el calor y, pasada una hora, sacar la tarta y situarla sobre una rejilla, quitando los laterales del molde. En mi caso, como tenía que hornear otra tarta, no apagué el horno, sino que pasados los 40 minutos, saqué la tarta y la dejé dentro de la bandeja donde la había horneado durante una hora, sin tocarla, tras la cual ya sí que pasé a una rejilla y desmoldé. Desmoldamos con cuidado con dos espátulas de servir tartas y pasamos al plato o cake stand donde vayamos a servirla.

Preparación de la compota de fresas:

Lavamos y cortamos en trocitos pequeños las fresas y las echamos en un cazo junto con el azúcar y el vinagre. Calentamos a fuego bajo la compota, removiendo de vez en cuando, hasta que el azúcar se haya disuelto y las fresas hayan soltado su jugo.

La pasamos a una jarra y echamos un poquito encima de cada ración de tarta en el momento de servirla.

Tiene un color espectácular

Tiene un color espectácular

… … … … … … … … … … … … … … … … … … …  … … … … … … … … … … … … … … … … … … … 

OBSERVACIONES:

– La compota se puede preparar con 3 días de antelación y refrigerar.
– Para hacer compota de arándanos seguimos los mismos pasos, sólo que por su tamaño, no es necesario cortarlos.

… … … … … … … … … … … … … … … … … … …  … … … … … … … … … … … … … … … … … … … 

Como siempre os recuerdo que podéis seguirnos en facebook, twitter, ver nuestras fotos en flick y lo que nos inspira en Pinterest.   Y si queréis encargarnos esta tarta o alguna otra cosa, podéis escribirnos a kittyscuquis@gmail.com.

Y después de esta súper entrada larga… os dejo descansar de mí durante unos días, pero no tantos como la última vez… ¡¡prometo que la próxima no me extenderé tantoo!!

¡¡HASTA LUEGUITO!!

3 pensamientos en “Blueberry Ripple Cheesecake with strawberry compote para nuestras mamás.

  1. Jolín Tamara ¡¡¡qué pintaza!!!. Yo no soy muy cocinitas (para qué engañarme….), pero si me pongo a hacer algo, prefiero que sea dulce, y si además tiene este aspecto….mejor que mejor……..

    Un besito guapa
    {me voy a ver esos jaboncitos; me ha parecido un regalito ideal para la mami y la sue….tomo nota para futuros regalos, que cuando llegan nunca sé qué hacerles…..}

    ana♥
    613materika

    • Hola Ana,

      ¡¡Muchísimas gracias por tu visita y tus palabras!! Si tienes un ratito y te apetece, animate a hacerla.. es fácil, rápida y toda una delicia para el paladar… creo que desde que la he probado no me apetece otra cosa ¡¡y mira que yo soy una loca del chocolate!!

      Y sí, visita a Marian y sus jaboncitos que, de verdad, son un regalo único.. no sólo para las mamis y suegris sino para nosotras ¡¡que también tenemos que cuidarnos!! Yo ya voy por el segundo que pruebo y estoy enganchadísima a sus olores, su hidratación, ¿se nota que me encantan? Y no, Marian no me da comisión jajajja

      Un besazo ❤

  2. Pingback: Vasitos de cremoso de limón con compota de fresas y crujiente de oreo. Reto “Alfabeto Dulce” | kittyscuquis

¿os ha gustado la entrada? ¿Cambiarías algo o tienes alguna sugerencia que hacernos? Cuéntanoslo dejándonos un comentario. Nos encantará leerlos ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s